Lesa HumanidadMasacre de Napalpí

Masacre de Napalpí

Rosa Grilo, última sobreviviente: “Es muy triste para mí, porque mataron a mi papá”

El testimonio es de la última sobreviviente de la Masacre de Napalpí, tomado durante la etapa de instrucción, fue emitido este martes en la primera jornada del juicio por la verdad por la matanza de alrededor de 300 miembros de los pueblos Qom, Moqoit y criollos, en 1924. También se difundieron las declaraciones de Pedro Balquinta, sobreviviente moqoit ya fallecido, y del historiador qom Juan Chico.

Por: Por Brian Pellegrini - Cobertura conjunta con Revista Litigio.
Foto: Secretaría de Derechos Humanos y Ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación.
imagen destacada

Una foto de sus manos fue elegida como fondo de la pantalla gigante por la que se emiten las declaraciones testimoniales de las víctimas y los familiares que fueron recabadas durante la etapa de instrucción. Son las manos de Rosa Grilo, la anciana de 114 años del pueblo Qom y última sobreviviente de la Masacre de Napalpí, cuyo testimonio registrado en formato audiovisual fue difundido durante la primera jornada de audiencias del Juicio por la Verdad que tuvo lugar este martes 19 de abril en la Casa de las Culturas de la ciudad de Resistencia y que también se transmite por el canal de Youtube del Poder Judicial de la Nación.

 

La pantalla se ubica sobre un fondo negro. Por delante y en el medio se ubica el estrado de la jueza federal de Resistencia, Zunilda Niremperger y su secretario. A la izquierda, se sentaron la secretaria de Derechos Humanos y Géneros del Chaco, Silvana Pérez; la subsecretaria de Derechos Humanos, Nayla Bosch, y el abogado de la Secretaría, Duilio Ramírez, querellantes en la causa en representación del gobierno del Chaco. También la otra querella, la del Instituto del Aborigen Chaqueño (IDACh), con su presidente Miguel Iya Gómez y el abogado Emiliano Núñez.

 

Del lado derecho se ubicaron los fiscales federales Federico Carniel y Diego Vigay, quienes entre 2014 y 2021 recabaron testimonios, documentos y pruebas para llegar a esta instancia de Juicio por la Verdad con el objetivo de determinar la responsabilidad del Estado nacional en la matanza de alrededor de 300 miembros de los pueblos Qom, Moqoit y criollos en la que se conoce como Masacre de Napalpí, el 19 de julio de 1924: el primer crimen de lesa humanidad del siglo XX y cometido contra los pueblos indígenas cuando la Reducción Napalpí (hoy Colonia Aborigen) era parte del Territorio Nacional.

El despojado escenario del tribunal recreado en el auditorio de la Casa de las Culturas se completa con la bandera argentina, la de la Provincia del Chaco y la Whipala de los pueblos indígenas.

 

Durante esta primera audiencia, que se extendió por poco más de tres horas, se pudieron escuchar las acusaciones del fiscal general Federico Carniel y las de los abogados querellantes particulares Duilio Ramírez y Emiliano Núñez.

Entre las autoridades estuvieron presentes la vicegobernadora del Chaco, Analía Rach Quiroga; la ministra de Seguridad y Justicia del Chaco, Gloria Zalazar; la ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación, Elizabeth Gómez Alcorta; el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Horacio Pietragalla y la titular del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI), Magdalena Odarda.


Balquinta: “En la reducción Napalpí mataron a muchos. Los taparon en un pozo grande, un solo pozo”


El de Pedro Balquinta fue el primer testimonio de un sobreviviente incorporado a la causa, de algún modo el que impulsó a los fiscales a profundizar la investigación de oficio. Fue recabado el 18 de junio de 2014, en la zona rural de Charata. También por el fiscal Vigay, junto a Chico y personal del DCEA.

 

“En la reducción Napalpí eran mocovíes los que estaban ahí. Él vivía con su madre, su tío y otros de la familia y había unos cuantos paisanos ahí. Había hacheros y obrajeros. Ellos trabajaban de obrajeros. Uno estaba preso y desde ahí hablaba. En la reducción Napalpí mataron a muchos. Los taparon en un pozo grande, un solo pozo”, fue parte del relato de Balquinta, quien falleció casi un año y medio después a la edad de 108 años.


Rosa Grilo: “Nunca se habló de lo que pasó, recién ahora se habla”


“Es muy triste para mí, porque mataron a mi papá. Casi no me quiero acordar me hace doler el corazón”, confesaba Rosa Grilo aquella mañana de noviembre de 2018 en la zona rural de Machagai, donde aún reside, ante el fiscal Diego Vigay; el secretario Walter Romero y Juan Chico, quien ofició como traductor.

Su testimonio fue filmado por la Dirección de Cine y Espacio Audiovisual dependiente del Instituto de Cultura del Chaco, y constituye uno de los relatos más valiosos de lo que fue aquella atroz matanza contra los miembros de los pueblos indígenas. Por su edad avanzada, se resolvió que su testimonio fuera emitido en formato audiovisual.

 

“Nunca se habló de lo que pasó, recién ahora se habla”, dijo la mujer de 114 años. Su relato fue central para confirmar la presencia de una avioneta en el lugar de los hechos y la premeditación de los ejecutores de la matanza quienes arrojaron golosinas desde la misma para luego asesinar a quienes se acercaban a recogerlas.


Chico: “El genocidio y exterminio indígena fue una cuestión de Estado”


 

“La memoria oral vino de a poco pidiendo paso, permiso, y en el caso de Napalpí jugó y sigue jugando un rol clave”, señaló Chico en una entrevista difundida durante la audiencia. Fue al destacar que los relatos orales de los ancianos indígenas permitieron reconstruir el hecho sucedido hace casi 100 años, más allá de lo que narraba la historiografía oficial. “Ninguno de los dos se tiene que descartar, son verdades contadas desde diferentes lugares donde las vivieron”, afirmó. Y advirtió: “Nosotros sabemos que la masacre ocurrió, el tema es cómo probarlo ante la justicia”.

 

Chico fue una persona clave para comprender el proceso que llevó a que el atroz hecho cometido contra los pueblos indígenas tuviera una instancia de Juicio por la Verdad donde el Estado reconozca su responsabilidad. Chico falleció en 2021 por complicaciones derivadas de un cuadro de Covid-19.

 

En otro tramo de la entrevista Chico se refirió a las continuidades respecto al tratamiento de los pueblos indígenas en la Argentina y sobre la necesidad de reparar el daño provocado por esa mirada negativa.

“La situación indígena en la Argentina es estructural. Así como hubo una decisión política, una cuestión de Estado con el intento de exterminio de los pueblos indígenas, solamente una decisión de esa envergadura puede intentar reparar el daño”, señaló.

 

En ese sentido, consideró que “el proceso de genocidio y exterminio de los pueblos indígenas fue una cuestión de Estado, que atravesó los gobiernos de turno y los partidos políticos. Porque la Masacre de Napalpí ocurre en un gobierno radical, la del Zapallar en la Década Infame, la de Rincón Bomba ocurre en el gobierno de Perón. Es decir, atraviesa lo partidario, entonces también estos partidos políticos que mucha de nuestra gente se identifica con los partidos tradicionales, también debe hacer una autocrítica, que la cuestión indígena atraviesa eso”.

 

Cómo continúa el juicio

 

La segunda de las audiencias se realizará el próximo 26 de abril, de 8 a 12 horas, en la misma Casa de las Culturas de Resistencia, Chaco. Se escucharán los testimonios de investigadores e investigadoras sobre la temática indígena como Mariana Giordano y Graciela Bergallo, de Analía Noriega y David García de la Fundación Napalpí, y también se emitirá el video con el testimonio de Melitona Enrique, la primera víctima de la Masacre de Napalpí reconocida públicamente.

social social social social social