social social social social social
Territorios

Jujuy

El embuste de los Morales

En sólo 12 días, a puertas cerradas y con el pueblo jujeño en la calle, el radical Gerardo Morales y su séquito crearon una Constitución a medida de intereses corporativos, que se proyecta con balas y represión y lejos de los derechos.

Por: Redacción
imagen destacada

Entre otras medidas, la nueva constitución de Jujuy aprobada por Gerardo Morales a puertas cerradas, permitirá que las tierras de los pueblos originarios que no están regularizadas sean enajenadas por empresas privadas que las podrán titularizar, eliminará el estatuto docente y la garantía de la educación pública, agregará los “servicios” en el área de la salud e impondrá que las autoridades de los organismos de control -el tribunal de cuentas, la oficina anticorrupción, el organismo que regula los servicios públicos- pasen a ser designadas por el Poder Ejecutivo. Pero sin dudas, uno de los objetivos más sensibles que instaura la nueva Constitución es la criminalización de la protesta social.


El proyecto impulsado por el oficialismo contiene el apartado de “Nuevas Declaraciones Derechos y Garantías” que incluye el “Derecho a la paz y derecho a la convivencia pacífica” que plantea “la expresa prohibición de corte total de calles y corte de ruta, así como toda otra perturbación a los derechos de la libre circulación de los habitantes de la provincia y sus consecuencias legales”.

Gastón Morales, hijo del gobernador y constituyente explicó el texto que se anunció y aprobó en sólo 12 días: “Dentro del abanico de nuevos derechos estamos garantizando el abordaje del derecho a la paz social y a la convivencia pacífica, que tiene que ver con consolidar un triunfo histórico del pueblo jujeño ante tantas décadas de caos y abusos por ciertos grupos que establecieron un gobierno paralelo en la provincia de Jujuy”, dijo.


Es decir, que según Morales hijo -vocero del padre-, la paz del pueblo jujeño es un derecho que sólo podría garantizarse si se impide que el pueblo jujeño proteste por los derechos esenciales que Morales incumple. ¿Extraño, no?


Mejor lo explica Santiago Seillant, del Sindicato de Obreros y Trabajadores Municipales de la Provincia de Jujuy: “Morales instala un derecho que no existe como derecho en ninguna legislación: el derecho a la paz social. La Paz Social es un estado ideal al cual llega una sociedad, un colectivo cuando están garantizados derechos ya consagrados como a la vivienda, a la salud, a la educación, al trabajo, al acceso a la Justicia, a tener un buen sueldo, capacidad de ahorro. ¿Qué hizo Morales en la Constitución? Puso el derecho a la paz social y lo definió como la no manifestación, la no protesta, la no reunión para la protesta o manifestación”.

%d