Daiana AbregúViolencia institucional

Violencia institucional

¿Qué dijeron los/as cinco policías detenidos por la muerte de Daiana Abregú?

Los policías acusados de homicidio hablaron frente al fiscal Calonje y sostuvieron su versión del suicidio. Sin embargo, se comprobó que falsificaban las guardias de inspección al calabozo y que las diferencias de lo que pasó ese día podrían revelar más detalles. Tanto Couchez, como el exsubcomisario Christian Barrios y el exjefe de la Policía Comunal de Laprida, Marcelo Amaya, fueron desplazados de sus funciones, luego de que el Ministerio de Seguridad de la provincia interviniera la comisaría.

Por: Facundo Lo Duca
Foto: Mauro Arias
imagen destacada

30/7/2022

Los cinco policías detenidos por la muerte de Daiana Abregú fueron indagados por el fiscal Ignacio Calonje el martes. De sus testimonios, surgen dudas e inconsistencias. Vanesa Núñez y Juliana Zelaya reconocieron que la inspección del calabazo que les correspondía realizar con la joven encerrada no se hizo y se falsificó. Adrián Núñez, por otro lado, afirma lo contrario.

En reportajes anteriores, Perycia había anticipado esta situación, tras hablar con exoficiales de la comisaría. “Un efectivo debe permanecer monitoreando las celdas en todo momento. Cada dos horas, además, un superior debe presentarse, junto a otros dos guardias, para una inspección rutinaria de calabozo. Pero casi nunca se cumplían y las guardias, muchas veces, se falsificaban con una firma en la planilla oficial de la dependencia”, habían asegurado. 

Los efectivos detenidos también hablaron de la presencia de, al menos, dos policías más que estuvieron en la comisaría. Una de ellas es la segunda encargada de la dependencia, Karina Couchez, descripta por Juliana Zelaya como la jefa que ordenó falsear los libros de guardia esa jornada. En nuestro último reportaje, una oficial apuntó que Couchez, como su superiora, no la ayudó en su denuncia contra otro oficial por acoso sexual. “Apañaba todo lo que decidía Christian Barrios”, dijo la denunciante.

Tanto Couchez, como el exsubcomisario Christian Barrios y el exjefe de la Policía Comunal de Laprida, Marcelo Amaya, ─estos dos últimos trasladados y cumpliendo servicio en Tres Arroyos─, fueron desplazados de sus funciones, luego de que el Ministerio de Seguridad de la provincia interviniera la comisaría el viernes.

Las dudas en las declaraciones

Vanesa Núñez tomó la guardia de la comisaría a las 13 horas, tras reemplazar a Yasmina Larios. Esta última le comenta que Daiana estaba rompiendo la pared, aunque no la veía alterada. Núñez, luego, junto a Pamela Di Bin, le dirán a la joven que limpie la celda con una escoba que ellas iban a darle, pero Abregú se niega. Esa fue la única conversación, declara Núñez, que mantuvieron ambas con ella. La oficial, quien la vigilaba desde su escritorio, se levantó para atender el teléfono que sonaba en una oficina cuando vio que Daiana estaba ahorcada con su campera de jean blanca en las rejas del calabozo. “Le grité a Pamela Di Bin que estaba en la cocina en ese momento para que me ayude”, relató. Según su declaración, Di Bin llegó y ambas asistieron a Daiana. Vanesa desatando los nudos hechos con las mangas de la campera y Pamela bajando el cuerpo de la joven al suelo. La campera, dijo, la dejaron en el suelo.

Sobre este punto, la declaración posterior de Juliana Zelaya, quien dijo que en ese momento se encontraba en el baño, difiera bastante. Zelaya describe que fue ella con quien primero habló Núñez, tras encontrar a Daiana. “Me dice ‘ayudame boluda, que esta pelotuda se ahorcó’”, declaró la efectiva.

Después de hallarla sin vida, Núñez empieza a hacerle maniobras de RCP, hasta que un compañero, Leandro Fhur, la releva dado que ella estaba “angustiada” y “llorando a los gritos”.

Otra inconsistencia en su declaración es cuando se refiera a su relación con Daiana. Vanesa asegura que solo la conocía de vista. Sin embargo, le confesó al fiscal que había enviado mensajes a una amiga y a su novio para contarles que la tenían detenida. Incluso, siguió la imputada, grabó un audio de WhatsApp cuando la joven rompía las paredes para que su amiga ─quien no conocía a Daiana─, escuchara. Luego borró los mensajes. “Lo borré porque no quería tener nada de ese día”, justificó. Sergio Roldán, sin embargo, explicó que ellas dos “habían tenido sus encontronazos fuera de la estación”.

El fiscal, además, le preguntó por la inspección del calabazo durante su guardia. Le mostró el libro donde figura que, a las 14 hs, ella, Adrián Núñez y Juliana Zelaya lo realizaron. “Es mentira”, contestó Vanesa Núñez. 

Pamela Di Bin declaró casi igual que su compañera, salvo en algunos detalles. Ella señala que la única conversación que tuvo con la víctima fue cuando le preguntó, alrededor de las 15 hs, si quería almorzar porque antes se había negado. Sin embargo, Vanesa Núñez había dejado en claro que el único intercambio de ambas con ella había sido cuando le dijeron que limpiara el calabozo.

En su declaración, Juliana Zelaya apuntó que Karina Couchez fue quien ordenó que se firmara la inexistente inspección de calabozo ese día.  Leandro Fuhr, quien llegó a reemplazar a Vanesa durante las supuestas reanimaciones en el calabozo, declaró que no prestó atención a si había, o no, una campera tirada en el interior. Es el único que puso en duda esto. Además, contó que entró a la celda junto a su compañera de patrullaje de aquel día, Karina Bustos. Es decir, hay dos efectivas más que presenciaron los hechos ese día. 

Adrián Núñez, por su parte, sostuvo que asistió a las tres inspecciones que se realizaron: a las 10, 12 y 14 hs. “En las tres oportunidades Daiana estaba tranquila”, aseguró.

“Estamos satisfechos con los testimonios. Aportaron pruebas que no teníamos y sugirieron otras”, destacó Sergio Roldán. Tras las detenciones de los policías, sus fotos aparecieron en la plaza del pueblo. “Quiero que todos los conozcan”, dijo María, la madre de la víctima. 

Desde el 5 de junio, Laprida no es igual. La muerte de Daiana impulsó arduos reclamos de justicia que, poco a poco, se están empezando a escuchar.

El desalojo anunciado en la comunidad mapuche de Villa Mascardi
Un Comando Unificado de cuatro fuerzas de seguridad federales entró con gases …
El chip «olvidado» en los allanamientos a Sabag Montiel
El chip olvidado en los allanamientos a Sabag Montiel
social social social social social
X