social social social social social
Agenda de juicios por femicidioViolencia de Género

#Ni una menos

La agenda que no quisiéramos, pero tenemos que hacer

Desde octubre del pasado año, con el aporte de organizaciones de familiares de las víctimas y de lxs lextorxs, recopilamos información sobre 65 juicios por femicidios que se llevaron adelante en el país. Ahora, a ocho años de la primera masiva movilización por Ni una menos, presentamos los datos de este relevamiento y convocamos a quienes quieran sumarse a la construcción colectiva de una herramienta que se propone visibilizar el rol del Poder Judicial frente la expresión más extrema de la violencia machista.

Por: Redacción Perycia
imagen destacada

Desde mediados de octubre de 2022 hasta hoy, por lo menos 79 hombres fueron juzgados por matar o intentar matar a 67 mujeres de toda la Argentina. Los datos surgen de la agenda de juicios por femicidios que construimos con el aporte de lxs lectorxs y de organizaciones que acompañan a las familias de las víctimas, con los informes de prensa de algunas Cortes provinciales y el rastreo en otros medios. Un relevamiento que quisiéramos no fuera necesario, pero que advertimos visibiliza uno de los crímenes más antiguos que perpetúa la humanidad: los femicidios. 

En estos ocho meses, relevamos 65 juicios. De estos, 4 fueron juicios abreviados, que implican la aceptación del delito por parte del imputado. En 12 tuvo intervención un jurado popular integrado por personas que no pertenecen al sistema judicial. En total, hubo 55 perpetuas —entre las que se cuentan 11 en juicios por jurados—, 6 absoluciones y diferentes condenas, pero nada alcanzó para terminar con la escalada de violencia. 

Ocho años después del primer #NiUnaMenos, la agenda de juicios por femicidios sigue completa cada semana. En la última, empezó el juicio a un hombre por intentar matar a su ex pareja y golpear a su hijo de 5 años. A cuatro hombres por el asesinato de una joven de catorce años embarazada. Y a un expolicía por el asesinato de su pareja con un arma reglamentaria. 

«Nuestro cuerpo habla: pide Justicia y también las llora»

Según la Procuración General de la Corte bonaerense, solo en esta provincia entre 2015 y 2022, 739 mujeres fueron asesinadas por un hombre cercano a ellas, en un contexto de violencia de género, con ensañamiento o violencia sexual. En 2022, este Ministerio Público inició 81 causas por femicidios, de las que solo 12 (el 14.8%) llegaron a juicio antes del año de ocurrido el hecho. 

Posiblemente, según los datos de la Procuración bonaerense y los construidos en la agenda de juicios, estos casos serán juzgados recién entre 2024 y 2025, ya que la mayor parte de los veredictos que registramos hasta el momento corresponden a femicidios ocurridos en 2020 o en 2021. Con claras excepciones, como la reciente condena a prisión perpetua para el expolicía Ricardo Panadero por el crímen en 2001 de Natalia Melmann.

El 83% (54) de los veredictos registrados por Perycia, por otra parte, tuvieron lugar más de 1 año después del crimen y 33, más del 50% respecto del total, se tradujeron en una sentencia entre 2 y 9 años más tarde. 

Desde Atravesados por el Femicidio, una de las organizaciones que colabora en la construcción de la agenda, Marcela Morera advierte sobre el impacto del letargo judicial: «Los familiares nos enfermamos por falta de contención y de Justicia, muchos juicios son aplazados. Nuestro cuerpo habla, pide Justicia a gritos y también las llora», remarca. Su hija, Julieta Mena, fue asesinada en 2017 por Marcos Mansilla, el hombre con el que estaba en pareja. 

Femicidas de uniforme

«Hay muchos casos que se ponen como suicidio o averiguación de causal de muerte y los tienen colgados un montón de tiempo. Las familias no tienen cómo pagar abogados y te encontrás con cosas raras en la investigación», lamenta Marcela. Y llama la atención sobre lo que sospecha podrían ser encubrimientos: «Te dicen “se mató”, “se colgó”, “se pegó un tiro” y, vaya casualidad, las parejas son policías, el suegro es penitenciario, y las escenas del crimen fueron limpiadas», agrega. 

Para Mujeres de Negro – Rosario, otra de las organizaciones que colabora en la construcción de la agenda y que desde 2011 lleva un registro de femicidios, esta sospecha se complementa con el informe de la Coordinadora Contra la Represión Policial e Institucional (Correpi). El organismo que registra homicidios cometidos por integrantes de las llamadas fuerzas de seguridad que, con datos desde 1992, concluye que casi la totalidad de los asesinatos de mujeres cometidos por uniformados —en contexto intrafuerza o intrafamiliar— son femicidios (386 de 397). 

Porque para nosotros cada nombre importa, seguimos trabajando para consolidar, sostener y mejorar este proyecto, al cual también invitamos a participar a quienes estén interesadxs en ayudarnos a lograrlo.
Contacto: [email protected]

%d